• Calle Zabalbide nº23 -48006- Bilbao
  • 944332300

Fases de intervención

El servicio residencial prestado está encuadrado dentro del Programa Basico de la Diputación Foral de Bizkaia. Internamente se estructura en dos etapas de intervención definidas principalmente por la edad de los menores.

Básico (hasta los 14 años):

Nos centramos fundamentalmente en el trabajo educativo para la adquisición de hábitos básicos de alimentación, aseo e higiene personal, hábitos de sueñovigilia… También se trabajan el resto de áreas de la atención residencial (personal, relacional, familiar…), otorgando importancia a su vez a la motivación de las y los menores hacia los estudios. En menor medida se participa en la realización de tareas domésticas, siempre con la supervisión del equipo de intervención.

Preparación para la emancipación (de 14 a 18 años años), divida en dos fases:

Fase I (14-16 años) se profundiza en el trabajo educativo iniciado en el programa básico, y se comenzarán a trabajar aspectos relativos a la adquisición de habilidades domésticas, de autonomía personal…

Fase II (16-18 años) se centra en preparar y apoyar a las adolescentes para la vida independiente y su integración en un entorno social y laboral.

Presentaciones del servicio

Alojamiento para los y las menores

El servicio ofrece alojamiento para las y los menores durante todo el periodo de estancia en el centro. Existen tres hogares, con habitaciones individuales y otras compartidas. Las y los menores se ubican en uno u otro hogar en función del trabajo previo realizado, el conocimiento de la problemática particular de cada caso, la edad, etc., así como la experiencia y conocimientos de las/os profesionales en el abordaje y tratamiento de cada situación.

Además de la habitación, en cada uno de los hogares se cuenta con cocina completa, salón, baños completos, habitación de educador/a, teléfono de conexión entre los pisos y hall.

En el Centro existen a su vez los denominados espacios comunes, de uso compartido por los/las menores de las diferentes plantas, como son ludoteca, gimnasio, patio, biblioteca-sala de ordenadores, recepción, etc.

Alimentación e higiene

El Servicio Residencial incluye la alimentación durante el tiempo de estancia de los y las menores. Se elaboran menús variados, con la finalidad de satisfacer en mayor medida sus necesidades, y se supervisa que la alimentación esté basada en una dieta sana y equilibrada. Los y las menores reciben todo el material de aseo e higiene que necesitan durante su estancia, así como ropa, dinero de bolsillo, pases de transportes, etc.

Promoción de la salud

El Centro Residencial posee un Protocolo de Salud, con la finalidad de iniciar, completar y/o realizar un seguimiento del historial médico de los/las menores. Entre algunos de los trámites que se llevan está el traslado de centro médico en los casos que sea necesario.

El Centro Residencial facilita y provee de los medicamentos o tratamientos autorizados por un servicio sanitario. En algunos casos se cubre el costo de servicios sanitarios privados, siempre que no sean patologías graves que requieran de atención especializada continua, en cuyo caso se pone en conocimiento de la Diputación Foral de Bizkaia para que se derive al recurso específico que corresponda.

Desde la perspectiva metodológica, en el Centro se trabajan y se tratan de transmitir y afianzar en los/las menores hábitos de vida saludables, que mejoren su calidad de vida.

Apoyo psicosocial

En aquellos casos en que se vea necesaria la asistencia psicológica para el o la menor desde el Servicio de Infancia se le deriva a un Programa específico para menores institucionalizados.

Actividades comunitarias

Se trata de que los y las menores realicen actividades extraescolares en los recursos existentes en su distrito, realizando desde el Centro las aportaciones económicas necesarias para el acceso a dichas actividades de ocio y tiempo libre y cubrir las necesidades de transporte en los casos en que así se requiera.

También en el Centro se han equipado y acondicionado varios espacios para el tiempo libre de los/las menores, entre los que podemos mencionar la ludoteca, gimnasio, sala de ordenadores con acceso a internet, supervisado en todos los casos por un/una educador/a.

Durante los periodos vacacionales también se intenta que las/los menores disfruten lo máximo posible por lo que se organizan actividades como excursiones o viajes de fin de semana a lugares de interés.

En estas actividades suele ser mayor el índice de participación de aquellos/as menores que permanecen de forma continuada en el Centro.

Contexto formativo-académico

Desde el Centro Residencial se realizan los contactos y reuniones necesarios para realizar un seguimiento de la evolución que los y las menores tienen en el ámbito académico. En aquellos casos en que se valora su idoneidad, se mantiene al menor en el centro escolar del que proviene antes de su ingreso en el Centro Residencial.

Se cubren los costes de material educativo, de matrículas, etc. En algunos casos también es necesario buscar recursos de apoyo escolar ajenos al Centro Residencial para aquellas/os menores que presentan dificultades en una o varias asignaturas, siendo estos gastos de apoyo cubiertos por el Centro.

Contexto laboral

A medida que las usuarias van accediendo al programa de emancipación se trabaja con ellas todos los temas relacionados con el mundo laboral, desde la elaboración del currículo vitae, hasta la presentación de los recursos y agentes de inserción sociolaboral existentes (SAIO, Lanbide, Lan Ekintza,…)

Contexto familiar

El objetivo es establecer cauces de comunicación entre el equipo educativo y la familia.

Para ello se programan reuniones al iniciar el curso, a mediados del mismo y al finalizar este, aunque en ocasiones dicho contacto es más fluido en función de los casos, de la implicación y colaboración mostrados por las familias...

Con algunas familias se realizan seguimientos para dar orientaciones y pautas que den coherencia a la intervención con los menores.

Actividades administrativas

El propio Centro Residencial se encarga de la tramitación de toda la documentación relativa al o la menor a su llegada y durante la estancia (tarjeta sanitaria, solicitud de becas, empadronamiento...), a excepción de aquellos casos en los que se acuerde previamente con el/la Coordinador/a de caso la implicación y responsabilidad concreta de la familia en la ejecución de dichos trámites.